Los 10 verbos para mantener una buena Salud Financiera

llave para una buena salud financiera
drhappiness.com

Esta semana tenemos la suerte de poder publicar un post escrito por un gran amigo y compañero de andanzas y reflexiones, Pablo Sagnier Maristany. Seguro que os resultará útil e interesante saber como se mantiene una buena salud financiera. Sin más dilación os dejo con Pablo.

Es un honor para mí que me inviten para participar en este blog.

Desde hace mucho años, me interesa mucho el concepto de “Long Term Investment”, por considerar que tiene un elevado impacto en mi vida, especialmente en la etapa post-trabajo activo y durante muchos años (espero).

Para los que tendremos que vivir de nuestros ahorros, con una pensión pública reducida y con ganas de seguir viviendo de forma similar como hasta la fecha, este tema es determinante para conseguirlo.

Como mantener una buena salud financiera

Desde mi perspectiva, y tras haber leído y hablado con numerosos expertos (entre ellos, el auténtico Don Quijote de la Banca, impulsor del blog), mis 10 sugerencias básicas para mantener una buena salud financiera son:

Ahorrar

Gastar menos de lo que se ingresa, es la única manera de acumular ahorros para tu futuro. Y, empezar a hacerlo pronto. Si piensas que ya lo harás en el futuro, este futuro se va moviendo con el riesgo de no empezar nunca. Para ello, es importante ser prudente y alinear tu plan de vida a tus posibilidades. Hemos visto demasiados casos en los que, debido a una situación con crédito fácil y barato, amigos nuestros han tomado decisiones equivocadas, generándose compromisos difíciles de asumir.

Decidir 

el plazo objetivo de inversión.No es lo mismo invertir unos ahorros temporales que vas a necesitar para algo en un plazo reducido que unos ahorros a largo plazo que quieres dedicar para tu “jubilación” (objeto principal de estas recomendaciones).

Invertir

de forma adecuada al plazo objetivo. Los ahorros temporales deben invertirse en activos con un perfil de riesgo bajo en este período, principalmente renta fija a corto-medio plazo. Aunque no parece intuitivo, los ahorros a largo plazo también deben invertirse en activos con un perfil de riesgo bajo para este período. Y, en este caso, teniendo en cuenta la inflación y el comportamiento histórico de los mercados financieros, la única alternativa es asignar una parte importante a renta variable. Para los que no somos expertos, preferimos fondos de inversión indexados con bajas comisiones y con una diversificación geográfica, de moneda y de large/small caps. La definición del “asset allocation” es la que tiene un mayor impacto en el retorno a largo plazo. El “market timing” tiene un impacto mucho menor del que la gente piensa. Revisar la situación y “re-balancear” de forma periódica para mantener el “asset allocation” definido, así es como se mantiene una buena salud financiera durante.

Estudiar

sobre inversión a largo plazo. No es preciso ser experto pero sí entender los motivos por los que se decide un planteamiento u otro. La inversión a largo plazo es muy relevante en la vida durante muchos años, como su nombre indica. Y, dado el elevado impacto que puede tener en tu vida futura, clave para mantener una buena salud financiera, exige dedicarle tiempo, como a los estudios cuando eres joven o al trabajo. Es importante también para ser un interlocutor adecuado con asesores y banqueros.

Evitar 

la toma de decisiones irracionales. Es más difícil de lo que parece como indican diversos estudios de “behavioural economics”. Ejemplos: es importante ser fiel al “asset allocation” definido y evitar participar en inversiones relevantes como “gran oportunidad” que no estén incluidas en este plan (excepto proyectos de negocio que requieren un capítulo aparte). También es importante tener paciencia y evitar acabar vendiendo cuando el valor de los activos es bajo y comprando cuando es alto.

Asegurar 

los riesgos que pueden tener un impacto relevante en tu plan de ahorro (Vida, Salud, Incapacidad, etc..)

Planificar 

a largo plazo. Intenta “visualizar” a largo plazo tu situación financiera con la ayuda de un “Excel”. Haciendo algún análisis de sensibilidad sencillo podrás descubrir dónde estás, dónde puedes llegar y cuáles son los gaps respecto a tus objetivos. Este ejercicio te ayudará en la toma de decisiones relacionadas con gastos/inversiones cotidianos.

Controlar 

la situación de forma periódica, con el objetivo de hacer un seguimiento, sin olvidarse que se trata de un plan a largo plazo, que te facilite la toma de decisiones de inversión y personales.

Trabajar 

en serio y con curiosidad permanente por  mejorar, con el objetivo de cuidar tu fuente de ingresos. Todo ello, mientras esto sea una de tus prioridades.

Disfrutar 

una vida plena alineada con tus posibilidades, en sus diversos ámbitos (work, family, community, self) y de forma coordinada como sugiere Stewart Friedman en “Total Leadership”. Para ello, recomiendo dedicar el tiempo a lo que te gusta y te importa, teniendo en cuenta de que es un recurso escaso. Esto te ayudará a disfrutar las cosas pequeñas que en muchas ocasiones, con menos tiempo y menos recursos, ofrecen una mayor satisfacción.

Hasta aquí los consejos de Pablo para mantener una buena salud financiera en el largo plazo. Seguro que os sirven para reflexionar mucho acerca de vuestras finanzas y si los ponéis en práctica os ayudarán a mantener un mejor control sobre el dinero, y sobre todo a vivir una vida más plena. Preguntadnos cualquier duda que tengáis o contadnos que pensáis sobre estas reflexiones, todo feedback es bienvenido.

Por último darle las gracias a Pablo en nombre de todo el equipo de OpSeeker por proponernos este estupendo post.

¿Quieres seguir mejorando tu Salud Financiera?

No te preocupes, ¡nunca usaremos este email para spam!

  1. Hola, tengo una pregunta. ¿Cuáles son los rangos de intereses en Depósitos a Plazo en España? Yo soy de Chile. Muchas gracias por compartir 🙂

    1. Buenos días Natalia, perdona que no contestásemos antes. Hemos estado cambiando el sistema de comentarios y todavía no sabemos como funciona al 100%. Decirte que España está bajo el régimen del Banco Central Europeo, y esta institución está utilizando políticas monetarias expansivas para reactivar la economía. El resultado es que los países de la zona euro, entre ellos España, tienen unos intereses muy bajos.

      Esta página tiene un comprador de depósitos que quizás encuentres útil. Un saludo!

      https://www.helpmycash.com/depositos/

  2. Pablo, me parece un artículo muy interesante. Me gustan los conceptos “objetivos”, “visualizar” y “disfrutar” a los que te refieres, así como la importancia de la educación financiera como base para ser un buen interlocutor puesto que, como dice Yeats en Sailing to Byzantium: “no es país para viejos”. Un buen asesoramiento financiero con unos objetivos definidos, tiempo e interés compuesto hacen maravillas. ¡Un abrazo y felicidades por el post!

  3. Pablo, me ha gustado mucho el artículo!! 10 verbos que son claves para planificar financieramente la vida de una persona. Toda persona que quiera sacar una rentabilidad a sus ahorros tendría que leer tu post.

    Un gran artículo!! El interés compuesto hace maravillas

    Un abrazo!

    1. Muchas gracias por vuestros comentarios. Tanto Javier como Francesc decís que el interés compuesto hace maravillas. Y, estoy totalmente de acuerdo especialmente para los inversores que invierten a largo plazo. Y, afecta tanto, en positivo, por la vía de rentabilidad del activo como, en negativo, por la de las comisiones de gestión. Recomiendo hacer la prueba en el “excel” que comentaba para visualizar el impacto de +1 y +2% de rentabilidad en una inversión a 20, 30, 40 o 50 años (largo plazo!).
      Una clarificación: por supuesto existen productos con comisiones más elevadas y que dan mejor rentabilidad que los índices. Pero son pocos, es complejo identificarlos a priori y es difícil que mantengan el track record durante un largo plazo. En resumen, son aconsejables exclusivamente para inversores profesionsles o para inversores cuyos asesores tengan unos intereses alineados con los suyos. Espero que MiFID II contribuya a este alineamiento.
      Aprovecho para dar las gracias a todos los que habéis leido mi post.

      1. Otro tema del que todavía no he hablado: los dividendos. El interés compuesto hace maravillas como habéis dicho. Y los dividendos, que forman parte de estos inteteses pues no se reparten y se reinvierten, contribuyen a esta maravilla.
        Parece obvio pero todavía hoy diversas gestoras, cuando comparan la rentabilidad de sus fondos con los índices, lo hacen con índices “price” (valor de la acción puro sin tener en cuenta los dividendos). Me parece un engaño a los inversires pues deberían utilizar el índices “net” (incluye la reinversión de los dividendos netos). Incluso escribí una carta a la CNMV para conocer su opinión sobre este tema.
        La diferencia entre estos índices varía entre un 2 y un 3% anual aprox. con ciertas diferencias entre USA y Europa.
        Os recomiendo estudiéis la web de MSCI donde podréis comprobar la evolución de estos índices y sus diferencias.
        Otras gestoras que tienen fondos indexados se enorgullecen de no mejorar al índice “net”, pero sí de seguirlo con exactitud y con comisiones de gestión muy bajas. Pablo.

Comparte tus opiniones con nosotros